¿Casa en el campo o piso en la ciudad?

¿Casa en el campo o piso en la ciudad?

A la hora de realizar una inversión tan importante como la de adquirir una vivienda, debemos estar muy seguro de qué es lo que queremos y necesitamos. No debemos dejarnos llevar únicamente por el lado emocional.

Muchas personas son amantes del campo, de la naturaleza, del espacio. En este caso, la mayoría optan por alejarse de las grandes urbes y vivir plácidamente a las afueras de la ciudad. Pero esta opción puede convertirse en una pesadilla en caso de no haber analizado bien los pros y contras y nuestras limitaciones.

Una de las variables que hay que estudiar a fondo es las comunicaciones. Debemos analizar el tiempo que debemos invertir en llegar a la ciudad, donde desarrollaremos nuestro día a día: Trabajo, escuela de los niños, actividades extraescolares, ocio. Si aún sopesando estas distancias, vemos que no es un impedimento, lo anotaremos en la casilla de variables positivas.

Por otro lado, debemos analizar el coste de mantenimiento de la casa a las afueras de la ciudad: mantenimiento de jardín, de piscina, contratación de empresa de seguridad, de seguro de vivienda etc. Debemos sumar estos costes a la cuota de la hipoteca, ya que será un gasto al que deberemos hacer frente.

Si analizadas estas opciones, seguimos deseando decantarnos por dicha inversión, seguramente habremos acertados. Si por el contrario, somos conscientes de que no podremos hacer frente a los costes de mantenimiento y que la distancia va a suponer un impedimento al desarrollo de nuestro día a día, deberíamos decantarnos por un adquirir un piso en la ciudad.

Sin Comentarios

Publicar un comentario