3 claves para vender o alquilar tu vivienda sin problemas

3 claves para vender o alquilar tu vivienda

3 claves para vender o alquilar tu vivienda sin problemas

¿Alguna vez has tenido que vender o alquilar tu casa? Si es así, seguro que ya sabes que no es una tarea sencilla, a menos que se den una serie de circunstancias.

Preparar una buena oferta, con un precio ajustado al mercado y planificar cómo proyectar y difundir la vivienda es importante. También lo es estar a disposición de los potenciales compradores o arrendatarios a la hora de mostrar el piso o la casa.

Igualmente de interés es encontrar a la persona ideal para que la compraventa se realice de manera satisfactoria. Y tampoco hay que olvidar el temido papeleo que normalmente hay que realizar. Visitas al banco, al notario, al Registro de la propiedad, al Ayuntamiento…

Seguramente, si ya te has visto en esta tesitura, coincidirás en el hecho de que contar con profesionales a la hora de vender o alquilar un inmueble es más rentable.

No obstante, quizás muchas personas aún piensen que no, que es mucho mejor hacerlo directamente para evitar abonar la comisión que supone contratar a una inmobiliaria que realice las gestiones necesarias. Para estas personas, vamos a abordar 3 claves para vender o alquilar tu vivienda sin problemas.

 

3 claves para vender o alquilar tu vivienda sin problemas

 

Tiempo

¿Cuánto vale el tiempo? Es una pregunta que quizás no nos hemos realizado nunca, pero cuya respuesta puede sorprendernos.

Sabemos cuánto invertimos en ir a la peluquería, en adquirir un vehículo nuevo o en asistir a clases de yoga. A todo le ponemos una etiqueta con el precio, pero no nos paramos a pensar el valor que tiene nuestro tiempo.

Una vez que decides vender o alquilar una vivienda de forma particular, lo primero que haces es colocar el consiguiente cartel, cuánto más grande y más fluorescente mejor, en la fachada del inmueble. Pensamos que ya está hecho todo. A partir de ese momento, personas interesadas en adquirir el inmueble pueden comenzar a llamar.

¿Está todo hecho? No. Porque hay llamadas y llamadas. Además de personas interesadas también llamarán curiosos, vecinos que quieren saber el precio al que has decidido vender, incluso algún que otro conocido. Igualmente, puede ocurrir que el teléfono apenas suene y es que ubicar el cartel de forma visible es importante, pero no es lo único que hay que hacer.

Hay que tener en cuenta que hoy pasamos prácticamente la mitad de nuestras vidas navegando por internet, de este modo, el inmueble ofertado debe estar presente en los canales adecuados. Webs especializadas, redes sociales y portales de viviendas son herramientas que deben utilizarse si queremos tener éxito a la hora de encontrar clientes potenciales. Y luego queda atender todas las peticiones de información, de una manera ordenada, sin perder la paciencia y en los momentos adecuados para propiciar la transacción.

 

Cartera de clientes

Contar con una cartera de clientes es otro de los requisitos indispensables para realizar una labor de venta correcta. Podemos tener la suerte de que se alineen todos los astros a nuestro favor y ‘Paquito Pérez’, que está buscando un piso en nuestra zona, a nuestro precio, semiamueblado y con ascensor, pase por la zona, vea el cartel, nos llame y cerremos la venta. Puede ocurrir, pero no es lo más habitual. Porque tras el interés, hay que llegar a un acuerdo, y reflejarlo por escrito con todas la garantías jurídicas para las partes.

Así que vamos a suponer que prescinde de profesionales, confía solo en su cartel y en la suerte. Después de meses filtrando llamadas a las horas más inoportunas, y de diversa índole; después de haberle explicado cómo es la vivienda hasta a su cuñado, el que ha entrado en ella cien veces y cree que no lo ha reconocido por teléfono; después de haber enseñado su vivienda sábados, domingos y festivos… si después de todo eso por fin consigue a un comprador interesado, debe tener en cuenta que aún le quedan pasos complejos.

Por contra, una inmobiliaria garantiza una cartera de potenciales clientes, con una segmentación que ayudará a ahorrar tiempo y energía a la hora de captar el comprador o el arrendatario deseado, que no es otro que el que cierre la operación.

¿De qué no sirve recibir llamadas de personas interesadas en alquilar con una cuota de hasta 150 euros la mes si lo deseado son 350 euros? Eso se traduce en tiempo y energía arrojadas a la papelera. Por cierto, el tiempo, a diferencia del papel, no se puede reciclar, no vuelve.

 

Burocracia y papeleo

Cerrar la venta o el alquiler de una vivienda no se soluciona con un simple apretón de manos. Este gesto puede estar bien, pero no aporta garantía jurídica si la otra parte se echa para atrás, por ejemplo.

Las transacciones inmobiliarias hay que hacerlas con un contrato de compraventa o un contrato de alquiler por medio. ¡Cuántas veces hemos visto que tras acordar la venta de una vivienda, a la parte compradora su entidad bancaria finalmente no le concede el préstamo hipotecario que necesita!

Sí, porque en una operación de este tipo, además de tener que decir, entre otras cosas, si firmar una hipoteca a plazo fijo o a plazo variable, hay otras muchas circunstancias y documentos que tener presentes.

  • Escritura de compraventa.
  • Último recibo del IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles).
  • Prueba de estar libre de pago en la comunidad de propietarios.
  • Certificado de deuda pendiente, si sobre la vivienda pesa un crédito hipotecario.
  • Certificado de eficiencia energética.
  • Cédula de habitabilidad, en algunos casos.
  • Nota simple del Registro de la Propiedad.

El papeleo con la gestoría, la documentación que hay que gestionar antes organismos públicos tales como el Ayuntamiento de la localidad de la vivienda, la solicitud de préstamos y/o la cancelación del actual con la entidad bancaria.

En definitiva, la burocracia tan temida. Unos pasos, por cierto, complejos y en los que cualquier error se traduce en pérdida de dinero. Confiar en profesionales aporta tranquilidad y seguridad jurídica a las partes.

 

El consejo de City 10 Grupo Inmobiliario

Desde City 10 Grupo Inmobilario, nuestro consejo es que pongas en una balanza tu tiempo, tus circunstancias, las molestias, las necesidades de tu familia a la hora de cuadrar agendas, por un lado, y la inversión que supone confiar la venta de tu piso o vivienda o su alquiler, por el otro.

Sí, los costes de los servicios inmobiliarios que recibirás de los profesionales que forman una agencia inmobiliaria como la nuestra tienen que ser visto como una inversión.

¿De qué te sirve por ejemplo tener una vivienda a la venta a un precio muy por encima del mercado? Eso lo único que provoca es frustración, por tener un inmueble que sufre el desgaste del tiempo (más aún si la vivienda está cerrada) y que continúa generando gastos, a través de los siempre presentes impuestos.

Si quieres vender, comprar o alquilar un piso o una casa, estamos en Jerez de la Frontera, en la calle Sevilla. Poseemos inmuebles en distintos municipios de la provincia de Cádiz. También puedes contactarnos en city10@city10.net o pinchando en el enlace de abajo.

QUIERO CONTACTAR CON CITY10

 

Sin Comentarios

Publicar un comentario